Clínica Lucq: las varices y el embarazo

La patología varicosa, conocida comúnmente como varices, consiste en un problema médico y estético que se presenta en forma de venas dilatadas, encontrando su causa en un mal funcionamiento del sistema circulatorio. Además, le suelen acompañar otros síntomas como la hinchazón y pesadez de piernas, picor y cosquilleos.

De forma general, la aparición de las varices está influida por diversos factores de riesgo como son la herencia genética, la obesidad, la vida sedentaria, las alteraciones hormonales y el embarazo. Por este motivo, son mucho más comunes en mujeres que en hombres, especialmente en aquellas que superan los 30 años.

Clínica Lucq: ¿por qué aparecen varices durante el embarazo?

Durante un embarazo, el cuerpo de la mujer sufre múltiples cambios que pueden ir desde el aumento de las mamas a la mayor pigmentación de la piel o las estrías. Las varices aparecerán a partir del tercer mes de gestación, pero será alrededor del sexto mes cuando se hagan más evidentes.

La explicación la encontramos principalmente en dos factores:

1. Las hormonas, que provocan la dilatación de las venas. Esto se debe a un proceso natural que contribuye a que llegue más sangre al útero, con el oxígeno y nutrientes que el feto necesita para crecer.

2. La presión abdominal que ejerce el útero dilatado. Además, el crecimiento del útero comprimirá las venas del drenaje de la pelvis, lo cual dificulta el vaciado de la sangre de las piernas y provoca dilatación.

Como consecuencia, la aparición de las varices será muy frecuente en casi un 50% de embarazadas, afectando en mayor medida a las mujeres con antecedentes genéticos, y en partos gemelares.

Clínica Lucq: ¿qué podemos hacer para evitarlas?

Aunque no siempre es posible evitarlas completamente, podemos tratar de minimizarlas a través de una serie de consejos:

  • No usar ropa demasiado ajustada, que comprima pelvis y extremidades.
  • Evitar estar de pie durante largos periodos de tiempo.
  • Descansar con las piernas elevadas. Se puede usar un cojín para dormir y hacerlo preferentemente sobre el lado izquierdo.
  • Caminar de forma regular ayudará a la circulación.
  • Siempre que sea posible, practicar natación y/o realizar ejercicios dentro del agua.
  • Controlar el aumento de peso llevando una dieta saludable. Es muy importante hidratarse bien.
  • Contempla el uso de medias de compresión. Aunque no evitarán que aparezcan completamente, disminuirán la incidencia de insuficiencia y mejorarán la sintomatología.

En Clínica Lucq ofrecemos el primer tratamiento integral de varices en Sevilla, realizando el diagnóstico previo con un Eco-Doppler de última generación. Contacta con nosotros llamando al 954 22 35 36 y estudiaremos tu caso.

2018 04 IMAGEN

Consejos contra las varices en los meses de calor

La patología venosa tiene una elevada prevalencia en la población. En total, se calcula que más del 50 % de personas por encima de 45 años presentan signos relacionados con la insuficiencia venosa crónica. Pero, ¿en qué consiste exactamente?

La insuficiencia venosa crónica agrupa una serie de enfermedades que tienen en común la existencia de una disfunción en el sistema venoso de la extremidad inferior, aceptándose que su punto de inicio es la incompetencia de las válvulas de las venas, que eleva la presión venosa a niveles patológicos.

De forma general, los principales síntomas suelen ser sensación de pesadez, cansancio de las extremidades, hinchazón, sensación de calor y/o picor, así como la manifestación más evidente de la insuficiencia venosa crónica: las varices.

Consejos contra las varices, ¿cómo cuidarlas cuando llega el calor?

Cuando las temperaturas superan los 25 grados, las personas con varices e insuficiencia venosa suelen sufrir complicaciones. Esto se debe al efecto vasodilatador del calor, es decir, el fenómeno por el cual los vasos sanguíneos aumentan su tamaño.

Por este motivo, el cuidado de las mismas debe ser aún mayor en los meses de primavera y verano, siguiendo una serie de medidas efectivas para que no empeoren:

  • Evitar la exposición prolongada al sol, especialmente durante las horas de máximo calor. En cualquier caso, siempre se hará con crema protectora.
  • Aplicar duchas frías de forma regular, además de geles con dicho efecto mediante masajes en sentido ascendente.
  • Si se va a la playa, conviene bañarse de vez en cuando para activar la circulación de las piernas. Nadar un poco y  alternándolo con paseos por la orilla.
  • Si te sientes cansado, acuéstate y pon las piernas en alto, por encima del corazón.
  • Al igual que el resto del año, evita la ropa ceñida, los zapatos muy altos y tener una vida sedentaria. Las varices se combaten con ejercicio.

En Clínica Lucq ofrecemos un tratamiento integral de la patología venosa de las extremidades, gracias a un completo equipamiento médico y al dominio de los procedimientos más exitosos. Contacta con nosotros para más información.

Piernas con varices: complicaciones de la patología venosa

La patología venosa evoluciona con lentitud, pero paso a paso puede complicarse con úlceras y otros graves trastornos, es por eso que, si padeces varices, le aconsejamos que no tarde en efectuar un adecuado tratamiento y cuidar su circulación sanguínea.

Tratamiento-Varices-ClinicaLucq

Cuando padeces varices y no se tratan adecuadamente, pueden surgir complicaciones tales como:

-Edema, es la hinchazón causada por los tejidos a causa de la acumulación de líquidos.

-Hipodermitis, el líquido acumulado comienza a producir la inflamación de los tejidos situados bajo la piel.

-Eczema, surge el picor, provocando una inflamación e irritación en la piel.

-Atrofia blanca, relacionada con la aparición de una mancha blanquecina rodeada por un cerco más oscuro.

-Úlceras venosas, se desarrolla como estado final del proceso de malnutrición cutánea. La infección necrosa los tejidos y es crónica.

Los consejos de prevención son indispensables para retardar la evolución de las varices.

En caso de que empeoramiento de sus varices o alteraciones de la piel, consulte con nuestros especialistas en angiología y cirugía vascular. En Clínica Lucq daremos solución a su patología varicosa.

5 claves para tratar tus varices en el embarazo

Son muchas las mujeres que vienen a Clínica Lucq por primera vez después del embarazo, ya que durante los meses de embarazo, empiezan a aparecer patología varicosa con mucha frecuencia, o si ésta ya estaba presente antes del embarazo, se agravará.

piernas-varices-embarazada-clinica-lucq

Las venas varicosas tienden a mejorar después de dar a luz, en concreto, pero no siempre ocurre así, siendo frecuente que estas varices se mantengan después de la gestación.

Para prevenir o evitar que las varices se agraven durante el embarazo se deberá seguir las siguientes pautas, fáciles de aplicar y que, a su vez, son simples y eficaces:

DIETA: Beber 2 litros de agua al día y tomar alimentos ricos en fibra (cereales, frutas y verduras)

EJERCICIO: Caminar todos los días.

ACTITUDES: No estés mucho tiempo parada de pie, ni cruces las piernas al sentarte.

MOMENTOS DE DESCANSO: Túmbate con las piernas 25 cm más altas que el corazón, cada vez que te sientas las piernas cansadas o estas estén hinchadas

CONSEJO MÉDICO: Si ya tienes varices, tu especialista en angiología y cirugía vascular puede prescribirte medias de comprensión especial para embarazadas de una determinada presión según tu patología ,e indicarte el tratamiento más acorde a tu patología.

En ocasiones, si la patología varicosa es importante y los síntomas llamativos, debes de acudir a un especialista en angiología y cirugía vascular para que éste valore la posibilidad de heparinizar las últimas semanas del embarazo y los primeros días del post parto. Para evitar trombosis o flebitis.

Tratamiento de las úlceras varicosas en Clínica Lucq

Son varias las consultas que nos llegan a Clínica Lucq relacionadas con las úlceras venosas, por qué se producen y cuál es su diagnóstico. Pues bien, hoy resolvemos todas vuestras dudas.

ulceras-varicosas-clinica-lucq

Las úlceras varicosas o venosas se producen cuando las venas de las extremidades funcionan anormalmente o resultan dañadas por alguna causa que provoca su anormal funcionamiento. Trastornos o enfermedades que hacen que la sangre deje de fluir normalmente por las venas o se estanque en ellas, son causantes de úlceras venosas.

Las venas tiene en su interior válvulas que al cerrarse impiden que la sangre circulante se estanque en ellas y pueda así proseguir su camino hacia arriba en dirección al corazón. Su anormal funcionamiento, a causa de varices o de una insuficiencia venosa crónica, entre otros, pueden ocasionar dicha patología.

El tratamiento se realizará según la apariencia de la úlcera, los signos y sus síntomas. Cada una tiene un tratamiento específico, es por eso que debemos darle una gran importancia a la hora de detectarla y ser tratada por un especialista, el cual establecerá el correcto diagnóstico, tratamiento y controlará así su evolución.

Las úlceras tiene cura y en Clínica Lucq te damos la solución.

 

Varices y medidas terapéuticas: las medias de compresión

Las medias elásticas han de comprimir de forma suficiente, ejerciendo una mayor presión en la parte inferior de la pierna, y cesando a medida que nos acercamos a la raíz del muslo.

medias-compresion-clinica-lucq

Dependiendo de los síntomas que padezca el paciente, se utilizará unas medias de comprensión u otras. En Clínica Lucq compartimos los tipos de medias terapéuticas:

- Medias de descanso. Son unas medias de compresión ligera, indicadas para pacientes con las piernas cansadas, pero sin una insuficiencia venosa desarrollada.

- Medias de compresión decreciente. Son aconsejables en el caso de una patología venosa diagnosticada. Para que una media ejerza un correcto efecto terapéutico no basta con que efectúe una determinada presión en el tobillo, es necesario que ésta vaya disminuyendo a lo largo de la pierna para favorecer el retorno de la circulación de la sangre venosa.

Si la media apretase más en la parte superior que en la pantorrilla, el efecto sobre la circulación en la pierna sería contraproducente.

- Medias antiembólicas. Son medias con la puntera abierta, que permite analizar el color y aspecto de las punta de los dedos. Suelen ser utilizadas en aquellos pacientes sometidos al tratamiento y que permanecen encamados.

Para elegir la media adecuada, deberemos tener en cuenta, tanto la patología venosa y su grado de afectación, como la actividad normal del paciente. Para ello ponte en manos de los mejores especialistas en angiología y cirugía vascular.

¡Pide cita en Clínica Lucq!

 

¿Cómo tratar las úlceras varicosas?

Las úlceras varicosas son úlceras más o menos profundas que se localizan en el interior de una vena y son generadas por una insuficiencia venosa crónica, que no permite la oxigenación de las células implicadas.

Esta patología, que predomina en las mujeres mayoritariamente mayores de 65 años, se sitúan generalmente en la cara externa o interna del tobillo.

Vena-Varicosa-Clinica-Lucq

Aunque los expertos en angiología y cirugía vascular aseguran que no son difíciles de curar, es cierto que pueden resultar problemáticas.

Por eso en Clínica Lucq compartimos una serie de pautas para tratar las úlceras varicosas:

- Lo primordial es visitar a tu especialista en angiología y cirugía vascular.

- Beber como mínimo un litro de agua en el que previamente hayas exprimido tres limones. Hidratarse bebiendo agua y zumos de cítricos con vitamina C.

- Se recomienda seguir una dieta depurativa, donde abunde el zumo de naranja, uva, melocotón o piña natural.

- Para limpiar las úlceras utilizaremos unos apósitos proporcionados por nuestros especialistas.

Piernas y varices: vigila y cuida tu salud vascular en Clínica Lucq

piernas-varices-salud-vascular-clinica-lucq¿Arañas vasculares? ¿Sensación de pesadez? ¿Piernas hinchadas? El 50% de la población adulta desarrollará a lo largo de su vida algún tipo de variz o alguna sintomatología relacionada con dicha patología.

La prevención y tratamiento de las varices pasa desde un cambio en la alimentación y nuestro hábito de vida hasta en el uso de las últimas técnicas médicas.

No todas las varices son iguales, por eso en Clínica Lucq estudiamos los casos de nuestros pacientes, dándole una innovadora solución a su patología con un tratamiento específico.

Consulte con nuestro especialista en angiología y cirugía vascular, le darán una solución.

Piernas perfectas: 5 consejos para tener siempre unas piernas jóvenes

consejos-piernas-perfectas-clinica-lucqCon el paso de los años las piernas pierden elasticidad, se vuelven flojas y en muchos casos, llenas de varices. En Clínica Lucq os damos algunos consejos para tener siempre unas piernas jóvenes.

El ejercicio físico es algo primordial para que los músculos no pierdan su tono, tan sencillo como adoptar una rutina centrada en sentadillas, andar de puntillas o patadas de glúteo.

Pero lo más importante es mantener un buen peso, ya que el exceso de masa corporal hace que nuestras piernas se resientan por la sobrecarga y aparezcan las varices. Mantener un peso ideal es la base, utilizando una dieta equilibrada y caminando de forma rápida por lo menos 20 minutos al día.

Las posturas que adoptemos con nuestras piernas también son importantes, mantener las extremidades inferiores cruzadas durante mucho tiempo, al igual que tener la misma postura durante un largo tiempo, no nos beneficia.

Es aconsejable moverse, y si trabajas en una oficina es bueno levantarse de vez en cuando.

Siguiendo estos consejos y visitando a tu especialista en angiología y cirugía vascular, podrás lucir unas piernas bonitas por muchos años.

Clasificación de las varices

Como hemos dicho en varias ocasiones, las varices son esas antiestéticas venas azuladas que aparecen, sobre todo en las mujeres.

Existen distintos tipos de varices, que varias según la zona en la que aparezcan, las más comunes son en las piernas, pero también existen otros tipos de varices que pueden aparecer en el esófago, en el ano, recto y en los testículos.

pie-vema-varicoso-innopro-advanced

Según su tamaño podremos distinguir tres grados o tipos de varices.

Varices de Grado1: Afectan al aspecto estético.

Este tipo de varices no presentan ningún tipo de sintomatología, por lo que  el paciente no suele prestarle mucha atención. Derivan en sensación de pesadez y piernas cansadas.

Varices de Grado 2: Ya empieza a ser un problema para la salud.

Este tipo de varices son más visibles y tortuosa, convirtiéndose en un problema para la salud del paciente. El tratamiento es quirúrgico.

Varices de Grado 3: Las más visibles y antiestéticas.

Aparecen al tiempo de no ser tratadas las varices de grado dos, indicando un fallo extremo en el sistema venos