Las principales causas del pie diabético

Tal y como hemos comentado en otras ocasiones en Clínica Lucq, más del 50% de pacientes que sufren de pie diabético no son diagnosticados a tiempo.

“Esta tardanza en la detección a tiempo de dicha patología repercute de forma directa en el cuidado y tratamiento”, según Jorge Haurie, especialista en angiología y cirugía vascular de Clínica Lucq.

Las personas que presentan niveles de azúcar en sangre por encima de lo normal, pueden desarrollar con más facilidad complicaciones de la diabetes tales como infecciones en la piel, fisuras o lesiones en el pie.

tratamiento-pie-diabético-clínica-lucq

Existen muchos tipos de lesiones que se conocen como “Pie Diabético”, pero las principales causas son:

- La pérdida de sensibilidad: las personas con diabetes pueden perder sensibilidad y no darse cuenta de incidentes graves tales como quemarse, andar con una pequeña china incrustada en el pie y no sentir dolor, etc.

- Una mala circulación sanguínea: cuando una parte del pie recibe un aporte menor de sangre, seguido de alguna invasión bacteriana.

- Deformación del pie: pueden conducir a la aparición de heridas como resultado del roce con el calzado. También puede generar callosidades que preceden a una úlcera.

En cualquier caso, en Clínica Lucq aconsejamos que cualquier diabético, aún en ausencia de síntomas, asista al especialista en angiología o cirugía vascular al menos una vez al año para detectar precozmente la afectación del pie por esta patología.

 

¿Cómo tratar el pie diabético?

La diabetes es una enfermedad crónica que se define por la elevada concentración de glucosa en sangre.

En estos casos es conveniente un eficiente estudio del paciente, así como un diagnostico precoz, control de los niveles de glucosa en sangre y tratamiento adecuado.

Cuando falla uno de los factores anteriores puede aparecer el pie diabético, una complicación de dicha patología que afecta a los vasos sanguíneos por la elevada concentración de glucosa y a los que deberemos prestar una minuciosa atención.

pie-diabetico-seguimiento-clinica-lucq

En Clínica Lucq os explicamos cómo tratar el pie diabético:

- Entre los pasos a seguir se basan una correcta higiene de los pies: lavar con agua y jabón, secar bien todas las zonas e hidratar los pies con una buena crema hidratante.

- Una inspección diaria del pie para detectar ampollas, cortes, heridas, alteración del color o inflamaciones.

- En el caso de que aparecieran durezas, es aconsejable hidratar los pies con crema hidratante a base de lanolina o urea, después del lavado y un secado correcto.

- Puede que aparezca enrojecimiento en la piel causando la aparición de hongos. Deberá incidir en el correcto secado entre los dedos de la pies tras el lavado debido a la susceptible aparición de hongos en dicha zona. Deberá prevenir también las humedades.

- Estas situaciones pueden suponer un riesgo en el paciente si no están bien tratadas, ya que la cicatrización es más lenta y difícil.

Para un correcto tratamiento, puede venir a Clínica Lucq.

10 consejos para evitar las lesiones de pie diabético

Los problemas de pie diabético son una preocupación importante en la atención médica y una causa común de hospitalización, por eso, desde Clínica Lucq os recomendamos los siguientes cuidados rutinarios para los pacientes diabéticos.

pie-diabético-clinica-lucq

1. Inspeccionar diariamente los pies buscando zonas resecas y fisuras en la piel, sobre todo alrededor de las uñas, sin olvidar la inspección entre los dedos.

2. Cada día debemos lavar los pies con agua caliente y que posteriormente secaremos meticulosamente.

3. Evitar los grandes extremos de temperatura, probando el agua antes del baño. Evitaremos exponer los pies al sol de manera prolongado.

4. Si los pies están fríos durante la noche, es conveniente utilizar calcetines. No aplicaremos bolsa de agua caliente o manta eléctrica.

5. Los zapatos deben ajustar bien, sin apretar, y ser confortables. Es aconsejable no utilizar zapatos puntiagudos y abierto a nivel de los dedos.

6. Inspeccionar diariamente el interior del zapato en busca de la posible existencia de objetos punzantes o plantillas desgarradas.

7. Caminar con los pies descalzos es peligroso.

8. Se deben utilizar calcetines de algodón o lana, preferible al nylon. Deben ser la talla adecuada y que no produzca presiones.

9. Cortar las uñas en forma rectilínea.

10. Dejar de fumar. El tabaco es muy perjudicial para los diabéticos, porque produce vasoconstricción.

Con cualquier indicio en el que vea que se estén desarrollando úlceras en los pies será conveniente que contacte con un especialista en Angiología y Cirugía Vascular.

El pie diabético y su tratamiento

El pie diabético es una patología muy frecuente en la población diabética que en mucha ocasiones su gravedad es tal que acaba en la amputación de algún dedo o parte del pie o pierna.

Es importante el conocimiento de éste por parte de los pacientes diabéticos, para que ellos mismos hagan o realicen mejor el tratamiento.

Todo paciente diabético debe inspeccionar sus pies a diario y valorar la aparición de callosidades, grietas, ampollas, rozaduras o cualquier señal de amenaza para el pie.

pie-diabético-clínica-lucq

Para evitar cualquier tipo de lesión o necrosis en los pies es muy importante que el paciente diabético mantenga un buen control de la glucemia y evitar los factores que aumenten el riesgo de lesiones vasculares y nerviosas.

Será necesario llevar un buen control de la tensión arterial y de los niveles de lípidos en la sangre, así como una dieta alimenticia que facilite la estabilidad de los niveles de glucemia en sangre y ejercicio físico para mantener el peso adecuado.

Si aparece cualquiera de las patologías antes comentadas, deben acudir de inmediato a su médico de cabecera para inspeccionarlo y éste, si lo considera oportuno, derivarlo a su cirujano vascular para que haga una valoración mucho más exhaustiva.

¡En Clínica Lucq tenemos la solución!