2018 04 IMAGEN

Consejos contra las varices en los meses de calor

La patología venosa tiene una elevada prevalencia en la población. En total, se calcula que más del 50 % de personas por encima de 45 años presentan signos relacionados con la insuficiencia venosa crónica. Pero, ¿en qué consiste exactamente?

La insuficiencia venosa crónica agrupa una serie de enfermedades que tienen en común la existencia de una disfunción en el sistema venoso de la extremidad inferior, aceptándose que su punto de inicio es la incompetencia de las válvulas de las venas, que eleva la presión venosa a niveles patológicos.

De forma general, los principales síntomas suelen ser sensación de pesadez, cansancio de las extremidades, hinchazón, sensación de calor y/o picor, así como la manifestación más evidente de la insuficiencia venosa crónica: las varices.

Consejos contra las varices, ¿cómo cuidarlas cuando llega el calor?

Cuando las temperaturas superan los 25 grados, las personas con varices e insuficiencia venosa suelen sufrir complicaciones. Esto se debe al efecto vasodilatador del calor, es decir, el fenómeno por el cual los vasos sanguíneos aumentan su tamaño.

Por este motivo, el cuidado de las mismas debe ser aún mayor en los meses de primavera y verano, siguiendo una serie de medidas efectivas para que no empeoren:

  • Evitar la exposición prolongada al sol, especialmente durante las horas de máximo calor. En cualquier caso, siempre se hará con crema protectora.
  • Aplicar duchas frías de forma regular, además de geles con dicho efecto mediante masajes en sentido ascendente.
  • Si se va a la playa, conviene bañarse de vez en cuando para activar la circulación de las piernas. Nadar un poco y  alternándolo con paseos por la orilla.
  • Si te sientes cansado, acuéstate y pon las piernas en alto, por encima del corazón.
  • Al igual que el resto del año, evita la ropa ceñida, los zapatos muy altos y tener una vida sedentaria. Las varices se combaten con ejercicio.

En Clínica Lucq ofrecemos un tratamiento integral de la patología venosa de las extremidades, gracias a un completo equipamiento médico y al dominio de los procedimientos más exitosos. Contacta con nosotros para más información.

2018 03 IMAGEN

Clínica Lucq: la solución a tus úlceras vasculares

Las úlceras vasculares son heridas que se producen en la piel, pueden ser superficiales o de gran profundidad. La mayoría de las veces  se producen por un problema venoso, siendo menos frecuentes las úlceras isquémicas de origen arterial.

Las úlceras venosas pueden cronificarse, permaneciendo abiertas durante años si no se realiza un correcto tratamiento, en estos casos no es infrecuente la malignización de la ulcera.

Lucq es un centro privado dedicado al diagnóstico y tratamiento de todo tipo de úlceras, tanto venosas como arteriales. Por ello, contamos con las más modernas infraestructuras y aparatología  médica  disponible en el mercado.

Tipos de úlceras vasculares

  • Úlceras venosas. Las úlceras venosas representan el 85% del total de las úlceras vasculares. Se definen como una pérdida de sustancia dermoepidérmica, que no cicatriza y suele reaparecer. Aparecen con más frecuencia en mujeres, especialmente a partir de los 65 años, y su principal síntoma es un dolor moderado que mejora al elevar la pierna.
  • Úlceras isquémicas, también conocidas como arteriales. Son aquellas que tienen su origen en una deficiencia de aporte sanguíneo y que habitualmente aparecen en el pie. Suelen ser muy sensibles a las infecciones a pesar de su pequeño tamaño, afectando especialmente a varones mayores de 50 años.

Tratamiento de las úlceras vasculares

Para determinar el tratamiento más adecuado para tus úlceras vasculares, debemos realizar un correcto diagnóstico con anterioridad. Así sabremos de qué tipo de úlcera se trata y cuál es el grado en el que se sitúa.

Este diagnóstico lo realizará un médico vascular, especializado en el campo de esta patología, con el fin de poner en marcha un protocolo de curas para alcanzar la total cicatrización de la herida abierta. La confianza de nuestros pacientes nos avala.

No dudes en contactar con nosotros a través del 954 22 35 36 para más información. Estaremos encantados de atenderte y poner solución a tu problema.

drenaje linfático

Drenaje linfático para una buena circulación

El sistema linfático está constituido por un conjunto de conductos que fluyen de manera paralela al sistema circulatorio, pero no porta sangre, sino linfa. La linfa es un líquido blanquecino que transporta moléculas muy grandes, como proteínas.

El sistema linfático cumple una doble función: depuración del organismo, al eliminar toxinas y sustancias de deshecho, y protección, al modular la respuesta del sistema inmunitario frente a bacterias, virus y otras sustancias similares.

El drenaje linfático manual es una técnica que consiste en la realización de movimientos muy suaves y lentos de manera reiterada utilizando las manos. Favorece la circulación de la linfa, lo que mejora cuadros edematosos, inflamaciones y retenciones de líquidos orgánicos.

Debido a que el sistema linfático colabora estrechamente con el sistema inmunológico, el drenaje linfático manual ayuda a mejorar la salud y tiene beneficios para el sistema nervioso.

No debemos confundir el masaje convencional con el drenaje linfático manual. Este último actúa sobre el sistema linfático, disminuye el tono muscular, no debe causar dolor, se realizada a baja velocidad con presiones suaves y repetitivas, no se usan lubricantes y debe realizarse respetando la dirección de circulación del recorrido linfático.

BENEFICIOS DEL DRENAJE LINFÁTICO

  • Reabsorción de líquidos
  • Reducción de la inflamación
  • Acción sedante del dolor
  • Mejora de las defensas del organismo
  • Relajación

Debido a su efecto analgésico, el drenaje linfático manual es un tratamiento inicial adecuada para situaciones de dolor agudo.

Esta técnica ha sido utilizada como medicina alternativa, sin embargo, cada vez se está utilizando más en hospitales para el tratamiento de linfedemas, edemas traumáticos o complicaciones linfáticas posteriores a una intervención quirúrgica.

El campo de la estética es otra de las áreas donde el drenaje linfático manual ofrece muy buenos resultados.

En Clínica Lucq el equipo vascular trabaja en coordinación con los fisioterapeutas del centro para atender a los pacientes con problemas en la circulación linfática. Entre los cuales, el drenaje linfático manual es uno de los tratamientos para solventar esta patología. Nuestros fisioterapeutas están especializados en la realización de esta técnica, lo que nos permite ofrecer unos resultados satisfactorios.

Si necesitas más información o te ha surgido alguna duda, contacta con nosotros llamando al 954 22 35 36 o escribiendo a info@clinicalucq.es. Estudiaremos tu caso.

foto varices

La espuma en el tratamiento de varices

Las varices son uno de los problemas estéticos más comunes entre las mujeres. Se trata de una afectación de las venas, principalmente de las extremidades inferiores del cuerpo, que provoca que estas se dilaten y aumenten de tamaño, haciéndose visibles a través de la piel. Además, suelen ir acompañadas de pesadez de piernas y sensación de hinchazón.

Los motivos de su aparición son variados, aunque el más compartido por los profesionales de la salud es un defecto constitucional en sus válvulas, ya sea por carecer de ellas o por una función anormal. Algunos estudios confirman, también, que existen ciertos factores que podrían influir: herencia familiar, obesidad, embarazos o trabajo en pie.

Sea como sea, el mal funcionamiento de las válvulas permite un flujo de sangre en el interior de la vena en sentido descendente que las deforma y dilata, dando como resultado las odiadas y temidas varices.

Diagnóstico

En primer lugar se hace una exploración manual que incluye maniobras específicas. Más tarde, conviene realizar una ecografía-doppler con el fin de valorar la permeabilidad de los ejes venosos, así como su competencia. Por ello, en Clínica Lucq contamos con un  Eco-doppler de última generación, con software específico para el diagnóstico de dicha patología venosa.

Solo en ocasiones, si sospechamos que la insuficiencia venosa de los miembros inferiores tiene su origen en las venas pélvicas, se aconseja realizar una flebografía  (cateterización e inyección de contraste) de venas gonadales e hipogástricas.

Tratamiento con espuma

El tratamiento con microespuma es el más eficaz e innovador para este tipo de casos. Básicamente, consiste en la inyección de microespuma en la vena, a través de un catéter y controlando el procedimiento gracias al Eco-doppler.

Aunque presenta múltiples ventajas, podríamos destacar las siguientes:

  • No requiere hospitalización ni anestesia.
  • Los resultados son visibles en poco tiempo.
  • No requiere reposo y apenas produce molestias.
  • Permite tratar venas de gran tamaño.

Si necesitas más información o te ha surgido alguna duda, contacta con nosotros llamando al 954 22 35 36 o escribiendo a info@clinicalucq.es. Estudiaremos tu caso.