feet-186238_1920 (2)

Cuidados para tener en cuenta por los pacientes de linfedema en verano (II)

Ya hemos visto en el artículo anterior lo complicado que puede ser convivir con el linfedema, sobre todo cuando llega el calor. Pero no todo lo que trae el verano tiene que ser necesariamente negativo para quienes tienen este problema. Por ejemplo, todo el mundo sabe que el ejercicio para estimular la circulación es muy importante para los pacientes que sufren linfedema, pero a veces la propia enfermedad complica el realizarlo.

En verano, el ejercicio puede resultar más fácil de realizar y mucho más divertido si se lleva a cabo en el agua. Aprovecha los baños para mover las extremidades, especialmente las afectadas y consigue así no solo que la sangre circule mejor,también activarás la circulación de la linfa consiguiendo así que se alivie el problema.

La relajación es también importante

Cuando se sufre de linfedema hay momentos en los que se puede caer en el nerviosismo y la desesperación, sobre todo cuando se ve que no se mejora, aunque se estén realizando rutinas para ello. Pero cuidado, ese mismo nerviosismo puede activar la producción de la linfa y hacer que el linfedema empeore.

El estrés es enemigo de la salud siempre y en el caso de este trastorno la relación causa/ efecto está más que demostrada. Así que aprovecha el verano y las vacaciones para relajarte, realizar actividades que te agraden y que puedas hacer sin problema y dedicarte tiempo, no solo para cuidarte el linfedema, sino para mimarte en general.

Así, llegarás a la vuelta al trabajo con los niveles de estrés controlados y será un poco más sencillo mantenerlos bajos. Puedes aprovechar para realizar algún curso de relajación y aprender ejercicios que puedas llevar a cabo durante todo el año.

No dudes en pedir ayuda psicológica si crees que la necesitas. Es normal que las personas que luchan contra una enfermedad crónica que les afecta a su calidad de vida acaben precisando de apoyo emocional y dar el paso no solo te ayudará a sentirte mejor, sino que será una forma de combatir la enfermedad.

Aprovecha para realizar sesiones intensivas de rehabilitación

En vacaciones, es posible que tengas el tiempo del que careces el resto del año para acudir con más frecuencia al fisioterapeuta y llevar a cabo un programa combinado de masajes para drenaje linfático y realización de rutinas de ejercicios. Estos ejercicios que el fisioterapeuta te enseñará a realizar son sencillos y podrás hacerlos luego en casa, adquiriendo así una rutina que te ayudará mucho.

Ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de darte cita con nuestro fisioterapeuta especializado para que desarrolle para ti un plan personalizado de cara al verano.

Para pedir una cita o recibir más información sobre el tema, puedes ponerte en contacto con nosotros llamado al teléfono 954 22 35 36 o a través de nuestro formulario.

 

linfedema

Cuidados para tener en cuenta por los pacientes de linfedema en verano (I)

Padecer de linfedema es un problema durante todo el año, pero en verano las molestias normales se ven acrecentadas por factores como el calor o el estar en ambientes húmedos como el mar o la piscina. Además de que no son beneficiosos para el linfedema en sí, también hacen más complicado el poder llevar ayudas tan importantes como las medias de compresión, que no son compatibles con la playa y que resultan muy molestas cuando hace calor.

Las picaduras de insectos y sol

Si los mosquitos y otros insectos son molestos para todo el mundo en general, para quienes sufren de linfedema el problema es mayor ya que una picadura puede agravar mucho el edema. Por eso es fundamental usar repelentes que mantengan los insectos alejados. En la farmacia se pueden encontrar muchos productos de este tipo, desde los químicos hasta los naturales, como las pulseras con citronela.

En caso de que se produzca una picadura de insecto en la zona afectada hay que proceder a desinfectarla inmediatamente. Ante la menor duda, hay que acudir al médico que puede valorar el aplicar una crema antibiótica como medida de precaución. En caso de una herida o corte deberemos de proceder del mismo modo. En verano, este tipo de accidentes son más frecuentes porque la piel está mucho más expuesta.

El calor y el linfedema no son demasiado compatibles. Evita tumbarte al sol porque eso te va a perjudicar y puede aumentar la acumulación de linfa. En lugar de eso da pequeños paseos, báñate en el agua del mar o de la piscina y disfruta sentándote a la sombra a leer, recordando siempre hidratarte correctamente.

No olvides descansar

Si te vas de vacaciones planéalas con cuidado y ve con personas que sean conscientes de tu problema. No debes de ir en grupos a los que no puedas seguir el ritmo o con los que te sientas forzado, sobre todo si el problema está en tus piernas. Descansar es muy importante y por eso, cada hora, es importante parar y poner las piernas en alto para ayudar a la circulación de la linfa.

Al llegar a casa o al hotel, vuelve a poner las piernas en alto y date un suave masaje con una crema adecuada para ti. Evita estar fuera todo el día y planifica tu viaje para que puedas disfrutar sin forzarte en exceso.

Antes de ir de vacaciones puedes acudir a nuestra consulta para tener unas sesiones de drenaje linfático antes de irte de viaje. Además, nuestro fisioterapeuta especializado podrá darte algunos consejos muy útiles para estar bien durante tus vacaciones.

Para pedir una cita o recibir más información sobre el tema, puedes ponerte en contacto con nosotros llamado al teléfono 954 22 35 36 o a través de nuestro formulario.

 

 

 

 

 

.

problemas vasculares

Los cuidados que precisan en verano los pacientes, intervenidos o no, con problemas vasculares (II)

Seguimos con la serie de consejos para que los problemas circulatorios y de varices no se agraven durante el verano. En esta segunda parte, hablaremos sobre la ropa y los cuidados corporales, una vez que se llega al hogar.

Consejos relativos a la vestimenta y el calzado con problemas vasculares

Si tuviésemos que destacar una ventaja del verano para las personas con varices o con problemas circulatorios, sería la forma de vestirse y calzarse. La ropa floja es mucho más fresca y contribuye a una mejor circulación, así que di SÍ a los vestidos, los pantalones de tela fina y las zapatillas veraniegas.

Es hora de ir olvidándose de los pantalones vaqueros, las mallas ceñidas o cualquier tipo de ropa que quede excesivamente ajustada. Tampoco son aconsejables los tacones o cuñas altas, opta por zapatos bajos y disfruta caminando cómodamente.

Si aún no te has operado de las varices y no te gusta mostrar tus piernas, tienes muchas opciones frescas. Los hombres pueden usar pantalones flojos de algodón y las mujeres, además de esta opción, puede apuntarse a la tendencia de los vestidos largos estilo boho. Conviene añadir que las operaciones y tratamientos para las varices también se pueden llevar a cabo en esta época del año, poniendo fin a estos complejos.

Cuidados a la hora de llegar a casa con problemas vasculares

En verano, el día no siempre acaba cuando llega la noche. Es habitual tener reuniones con amigos, para cenar o disfrutar de las terrazas. Si quieres que tus piernas aguanten tu ritmo de vida, el primer paso es una ducha de contrastes. Una vez que te duches con agua templada, aplica agua fría a las piernas comenzando por los pies y los tobillos y subiendo hasta los muslos. Puedes alternar el agua templada con el agua fría varias veces y sentirás cómo se activa la circulación.

Tras la ducha, es recomendable aplicar un gel efecto frío si se ha estado tomando el sol, o una crema hidratante clásico si no. Lo ideal es realizar un suave masaje ascendente y, a continuación, descansar con las piernas en alto -siempre por encima de la altura del corazón- durante al menos media hora.

Recuerda que para pedir una cita o recibir más información sobre el tema, poniéndote en contacto con nosotros llamado al teléfono 954 22 35 36 o a través de nuestro formulario.

 

problemas vasculares

Los cuidados que precisan en verano los pacientes, intervenidos o no, con problemas vasculares (I)

Con la llegada del calor, las varices se hacen notar todavía más debido al efecto vasodilatador que producen las temperaturas superiores a los 25 grados. Si durante todo el año hay que cuidarse, con el buen tiempo estos cuidados deben ser mayores para evitar molestias e impedir que puedan aparecer varices nuevas.

Cuando una persona es intervenida de varices elimina el problema que tiene en ese momento. No obstante, tiene que ser consciente de que los problemas circulatorios podrían reaparecer si no se toman una serie de medidas básicas para conseguir que el sistema circulatorio funcione como es debido, especialmente en su retorno.

Consejos para disfrutar del sol y el agua con problemas vasculares

Como hemos dicho, el calor tiene un efecto vasodilatador que no es nada beneficioso para las personas con varices. Por este motivo, hay que evitar tomar el sol durante mucho tiempo y –especialmente- durante las horas en las que su intensidad es mayor: entre las doce de la mañana y las cuatro de la tarde. Además, siempre hay que utilizar una crema protectora adecuada para cada persona.

Si se tiene la suerte de poder tomar el sol en la playa o junto a una piscina, te recordamos que el agua es un gran aliado para activar la circulación. Caminar por la orilla del mar, con el agua por las pantorrillas, es un ejercicio fantástico para las piernas, así como nadar. Ambas actividades servirán también para refrescarse, contrarrestando el efecto negativo del sol.

Otra de las ventajas del agua es que permite hacer ejercicio de manera más sencilla, por lo que puedes aprovechar para jugar a la pelota, estirarte o pasar un rato divertido con los niños. Si te encuentras en la piscina, unos ejercicios muy recomendados son: chapotear en el agua con las piernas agarrándote al borde con las manos o simular que caminas dentro del agua con un churro entre las piernas. Estarás practicando un deporte sano, divertido y perfecto para tu circulación. Ten en cuenta que, al salir del agua, es muy aconsejable aplicarse la crema hidratante protectora mediante un suave masaje ascendente.

Para pedir una cita o recibir más información sobre el tema, puedes ponerte en contacto con nosotros llamado al teléfono 954 22 35 36 o a través de nuestro formulario.

 

tratamiento de varices en Sevilla

Tratamiento de varices en Sevilla: embolización pélvica

Muchas mujeres que sufren de varices en sus piernas también las pueden padecer en la zona pélvica. Esto es especialmente frecuente en aquellas mujeres que han sido multíparas y se conoce como Síndrome de Congestión Pélvica. Las varices se forman en la zona que rodea al útero y la paciente nota un dolor de carácter opresivo, generalmente sordo, que puede resultar muy molesto.

Cuando estas molestias duran más de seis meses estaríamos ante un caso de dolor pélvico crónico, una afección que -con frecuencia- se tarda mucho en diagnosticar porque se confunde con otros problemas, como dolores de ovarios o incluso de la zona sacra de la espalda.

Estos dolores pueden hacer que la mujer pierda calidad de vida, provocando molestias al sentarse, al permanecer de pie, durante las relaciones sexuales o antes de la menstruación; llegando a ser intensos en algunos casos. Además, pueden verse acompañados de la aparición de varices en lugares poco frecuentes, así como de hemorroides.

Tratamiento de varices en Sevilla: el diagnóstico de la congestión pélvica

La forma más exacta de diagnosticar este problema es mediante una flebografía. Esta prueba consiste en la introducción de contraste en las venas ováricas e ilíacas internas, que permite ver cuáles son las venas afectadas.

Tratamiento de varices en Sevilla: embolización pélvica

Una vez que se han localizado las venas afectadas, el tratamiento más efectivo es la embolización pélvica de las venas afectadas. Se trata de un procedimiento muy eficaz y poco invasivo, mediante el cual se cierran las venas que han sido dañadas, evitando la formación de nuevas varices y anulando las existentes.

El procedimiento comienza realizándose una punción de una vena del brazo normalmente, para facilitar la introducción de un catéter, que es guiado hasta la vena a tratar y una vez introducido en la misma se procede a taponar estas con un dispositivo llamado coils (espirales metálicas), para impedir así el reflujo de sangre.

Esta técnica ofrece los mismos resultados que una cirugía, pero sin sus complicaciones, permitiendo cerrar incluso las venas más pequeñas gracias a diferentes técnicas de tratamiento, siendo las más modernas los tratamientos en espuma.

Tratamiento de varices en Sevilla: nuestro equipo humano

Nuestro especialista en esta materia es el Dr. Francisco José Diéguez Rascón, licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Granada y especialista en Angiología y Cirugía Vascular, tras realizar su MIR en el Hospital Universitario de Valme (Sevilla). Con amplia experiencia en este campo, el doctor Diéguez es ya un reconocido profesional en su rama.

Para pedir una cita o recibir más información sobre el tema puedes ponerte en contacto con nosotros llamado al teléfono 954 22 35 36 o a través de nuestro formulario.

1

Aplicación de la radiofrecuencia y dermoterapia a la fisioterapia en Sevilla

Nuestro departamento de fisioterapia no solo trata casos  de personas con problemas circulatorios y de varices, sino que llevamos a cabo tratamientos de todo tipo. Por eso, contamos con las mejores ayudas en tecnología a fin de poder ofrecer a nuestros pacientes los tratamientos más avanzados y que están ofreciendo mejores resultados en diferentes campos.

Las inflamaciones en articulaciones debidas a problemas crónicos o a lesiones deportivas son una de los problemas más frecuentes con los cuales nos encontramos. Por eso, contamos con LavaTRON 250, lo último en tratamientos con radiofrecuencia.

Radiofrecuencia con LavaTRON 250

LavaTRON 250 ha conseguido incorporar a los tratamientos de fisioterapia con radiofrecuencia algunas novedades muy significativas.

Quizá la más destacada es que, hasta ahora, cuando se aplicaba un tratamiento de radiofrecuencia en fisioterapia, era imprescindible que el paciente estuviera tumbado y quieto para que se pudiera realizar el tratamiento a través de los electrodos. Pero gracias al tratamiento BIODIATERMIA con Radiofrecuencia LavaTRON 250, esto ya no es imprescindible.

Actualmente es posible combinar el tratamiento con radiofrecuencia y el movimiento para poder actuar de una manera mucho más efectiva.

Este método dinámico no solo permite el movimiento, sino también combinar terapias manuales propias de la fisioterapia con los electrodos para lograr la máxima efectividad. Este tratamiento es muy adecuado para los casos de inflamaciones crónicas, logrando activar los procesos metabólicos y consiguiendo una vasodilatación intensiva que hace que la circulación sanguínea mejore, reduciendo el dolor y la inflamación.

Termoterapia en fisioterapia

LavaTRON 250 se basa en los principios de la termoterapia, es decir, en la aplicación de calor como tratamiento. Esta técnica lleva más de un siglo aplicándose como tratamiento para lesiones, golpes e inflamaciones con gran éxito.

Ahora, gracias a los avances tecnológicos que nos presenta este aparato, se ha pasado de la termoterapia a la Biodiatermia. La Biodiatermia es capaz de ofrecer todas las ventajas del calor sobre los tejidos, pero sin necesidad de elevar la temperatura.

Además, permite jugar con diferentes tamaños y tipos de electrodos, facilitando así la aplicación de un tratamiento personalizado para cada caso.

Esto facilita conseguir mejores resultados, ya que cada persona podrá ser tratada de una forma adecuada a las características de su problema. Además, el periodo de tratamiento se reduce, logrando resultados mucho más rápidos y permitiendo que el paciente pueda aliviar su dolor y recuperar su condición física en un periodo de tiempo más breve.

Si necesitas más información, no dudes en contactar con el equipo médico de Clínica Lucq o llamando al 954 22 35 36

cirujanos vasculares

Cirujano vascular en Sevilla: especializados en varices

En Lucq estamos especializados en el tratamiento médico y la cirugía de las varices. Por eso, nuestro equipo médico -en esta especialidad- está formado exclusivamente por cirujanos vasculares especializados en varices. Lo habitual en otras clínicas es que haya un especialista que lidere un equipo formado por médicos generalistas o con diversas especialidades, que siguen sus instrucciones.

En este caso, todos los médicos del equipo están especializados en Angiología y Cirugía Vascular y cuentan con experiencia en este terreno, lo que los capacita para tomar decisiones tanto en equipo como de forma independiente en cualquier momento del tratamiento.

Liderando el equipo se encuentra, desde hace más de siete años, el Dr. Jorge Haurie Girelli. Él, junto con los miembros del equipo, los doctores: Dr. Guillermo Núñez de Arenas, Dr. Diéguez Rascón, Dr. Moreno Machuca y Dra. Castillo Martínez, pertenecen a la Sociedad Española de Cirugía y Angiología Vascular (SEACV).

Como organización de carácter privado, no solo nos dedicamos al diagnóstico, tratamiento y corrección de las patologías venosas, sino que también trabajamos en la investigación y prevención de dichas patologías, logrando así un enfoque integral. Para conseguir los mejores resultados, utilizamos la tecnología más avanzada disponible.

Una fisioterapeuta con experiencia en problemas vasculares

Además de los médicos, el equipo de nuestra clínica cuenta también en sus filas con la Dra. Isabel López Ortega, fisioterapeuta con una gran experiencia en problemas vasculares. Con sus tratamientos, muchos pacientes que no necesitan pasar por el quirófano encuentran solución a sus patologías y mejorar su calidad de vida.

Un buen ejemplo de los tratamientos que puede ofrecer nuestro servicio de fisioterapia son los masajes linfáticos de los que os hablábamos en anteriores entradas del blog.

Otras especialidades médicas

Aunque llevamos como bandera la el tratamiento de las patologías venosas, en nuestra clínica atendemos también otro tipo de patologías.

Por eso, contamos con especialistas en Cardiología como el Dr. Pastor Luis Pérez Santigosa.

En el cuadro de profesionales se encuentra también la fisioterapeuta Isabel López Ortega, el enfermero Pedro Bermúdez Peinado y las auxiliares de clínica Belén Ramírez, Laura Palomo y María Ruíz Delgado.

Un gran equipo a nivel profesional y humano, gracias al que podemos presumir de ofrecer servicios de muy alta calidad, en todos los campos en los que desarrollamos nuestra actividad.

Si necesitas más información acerca de nuestros profesionales, contacta con nosotros llamando al 954 22 35 36 o escribiendo a info@clinicalucq.es.

¿Por qué un fisioterapeuta para un drenaje linfático manual?

drenaje linfático manual

El drenaje linfático es una técnica de terapia manual que se aplica por parte del fisioterapeuta con el fin de activar la circulación linfática. La linfa, el líquido que recorre el sistema linfático, es la encargada de recoger todos los deshechos de las células para que sean eliminados del organismo. Pero, en ocasiones, se produce un estancamiento de este líquido formándose edemas e hinchazón de las piernas.

La acumulación de líquidos en las piernas puede afectar también de manera negativa al sistema circulatorio sanguíneo, especialmente en las piernas, ya que es donde más frecuentemente se pueden encontrar problemas de edemas y de varices a un tiempo.

La acumulación de líquidos puede ejercer presión sobre las venas dificultando todavía más la circulación de retorno. Además, tanto la acumulación de linfa como las varices producen pesadez y dolor, por lo que ambas sensaciones se verán intensificadas.

Drenaje linfático manual: un fisioterapeuta es la persona adecuada

Los drenajes linfáticos están pensados para conseguir restablecer la circulación en el sistema linfático aliviando así las molestias en cualquier parte del cuerpo, también en las piernas. Si no se tienen problemas graves y se trata de una acumulación de líquidos ocasional, el masaje linfático por parte de un masajista en un centro de estética podría ofrecer buenos resultados.

Sin embargo, cuando se sufre de varices en las piernas estas no deben de ser masajeadas por nadie que no tenga suficientes conocimientos sobre cómo aplicar las técnicas de drenaje linfático sin dañar las venas afectadas. Y quién tiene estos conocimientos es el fisioterapeuta, nunca un técnico en estética.

Hay que tener en cuenta que un masaje mal aplicado puede tener repercusiones negativas para las varices. Incluso durante mucho tiempo hubo un fuerte debate sobre la conveniencia o no de efectuar  drenajes linfáticos en personas con varices, aunque finalmente ha quedado demostrado que bien aplicados, estos masajes son beneficiosos.

Por eso, en casos en los que el paciente padece de varices o tiene algún problema de salud a mayores que una retención de líquidos, es un fisioterapeuta el profesional adecuado para efectuar esta técnica y asegurarse de obtener así los mejores resultados.

El equipo vascular de Clínica Lucq trabaja en coordinación con los fisioterapeutas del centro para atender a los pacientes con problemas en la circulación linfática. Entre los cuales, el drenaje linfático manual es uno de los tratamientos para solventar esta patología. Nuestros fisioterapeutas están especializados en la realización de esta técnica, lo que nos permite ofrecer unos resultados satisfactorios.

Si necesitas más información o te ha surgido alguna duda, contacta con nosotros llamando al 954 22 35 36 o escribiendo a info@clinicalucq.es. Estudiaremos tu caso.

El invierno, el mejor momento para el tratamiento de varices

varices

Cuando hablamos de varices, no solo nos referimos a una preocupación estética, sino también médica. Grosso modo, se definen como las dilataciones permanentes de las venas superficiales –en infinidad de tamaños y formas- que acarrean diversos problemas como pesadez o calambres en las piernas.

Las varices aparecen cuando las válvulas que existen dentro de las venas de las piernas, encargadas de que la sangre circule correctamente hacia el corazón, son débiles o están dañadas, lo que causa que la sangre se acumule en estas venas. En los meses de verano las altas temperaturas propician este proceso, haciendo que las venas se dilaten.

Sin embargo, estas molestias disminuyen cuando llega el frío, cuando las personas que las sufren ya no se ven afectadas por el efecto vasodilatador del calor. Además, la ropa suele mantener nuestras piernas cubiertas, pasando las varices a segundo plano.

En Clínica Lucq consideramos que esto es un grave error. ¿Sabías que el invierno es el mejor momento para ocuparnos de un problema cada vez más común? La mejoría de los síntomas es solo temporal, y el problema volverá en cuando comience el calor, por lo que no servirá de nada que acudas a nuestra clínica en mayo. Los motivos son sencillos de entender:

  • Los tratamientos llevan un tiempo y necesitan de varias sesiones, por lo que ahora es el momento perfecto si quieres observar los resultados en verano.
  • Durante el tratamiento de varices, a veces es aconsejable usar algún tipo de media de compresión. En invierno será mucho más llevadero que en verano.
  • Los pequeños hematomas que pueden aparecer tras una intervención de este tipo, empeoran notablemente con el sol. Por este motivo, se recomienda no ir a la playa ni usar prendas muy cortas durante unas semanas.

Este invierno, tu tratamiento de varices está en Lucq

En clínica Lucq somos el primer grupo de Sevilla que ofrece un tratamiento integral de la patología venosa de las extremidades. Tenemos y utilizamos todas las técnicas disponibles en el mercado y autorizadas y certificadas por la comunidad científica y por el Ministerio de Sanidad.

Tras realizar un diagnóstico con una ecografía-doppler, valoraremos la permeabilidad de los ejes y decidiremos cuál es la técnica que más se adapta a tus necesidades. Contacta con nosotros.

Clínica Lucq: centro especializado en la atención y cuidado del pie diabético

Se calcula que la diabetes afecta a unos 422 millones de personas en el mundo o, lo que es lo mismo, a 1 de cada 11 personas. Estas alarmantes cifras aumentan cada año, provocando millones de muertes y otras consecuencias como la ceguera o la insuficiencia renal.

En total, existen tres tipos de diabetes: diabetes tipo 1 o de inicio de infancia, cuando el cuerpo no produce suficiente insulina; diabetes tipo 2 o de inicio de edad adulta, cuando el cuerpo produce insulina pero no la utiliza apropiadamente; diabetes gestional, como una condición temporal durante el embarazo.

Además de las consecuencias mencionadas al inicio, la diabetes puede dar lugar a la aparición de lesiones cutáneas y úlceras en el 25 % de los pacientes. La explicación la encontramos en la afectación de la enfermedad sobre vasos, nervios y tejido epitelial, a esto se añade que, por su propia patología, los pacientes tendrán un elevado riesgo de infección.

Cuando hablamos de pie diabético hacemos referencia a una complicación recurrente de la diabetes, que se caracteriza por lesiones y úlceras en la zona de los pies, provocadas por la neuropatía periférica (alteración de los nervios periféricos) y los problemas circulatorios de los miembros inferiores. 

En Clínica Lucq, clínica de angiología y cirugía vascular, somos especialistas en el tratamiento de úlceras de cualquier tipo y gravedad.

En el pie diabético es primordial la prevención, estas úlceras pueden prevenirse teniendo en cuanta una serie de pautas por parte del pacientes y realizando visitas a un centro médico especializado.

Enseñar al paciente a realizar su propia inspección es fundamental, detectar enrojecimiento, durezas, hematomas, piel cuarteada y ampollas, para acudir rápidamente a un centro especializado es definitivo para el buen control de esta enfermedad.

Además, existen una serie de consejos básicos (para diabéticos) como lavar los pies con jabón neutro y secarlos con cuidado, lubricarlos con aceite, cortar las uñas con regularidad o evitar zapatos incómodos y andar completamente descalzos.

Si el pie diabético ya se ha manifestado en forma de úlcera, nuestro equipo realizará un diagnóstico para valorar el tipo de úlceras al que nos enfrentamos, poniendo en marcha un protocolo para garantizar su cicatrización. En el caso de úlceras resistentes, podría recomendarse el tratamiento quirúrgico. Contacta con nosotros para más información.