Clínica Lucq: la solución a tus úlceras vasculares

Las úlceras vasculares son heridas que se producen en la piel, pueden ser superficiales o de gran profundidad. La mayoría de las veces  se producen por un problema venoso, siendo menos frecuentes las úlceras isquémicas de origen arterial.

Las úlceras venosas pueden cronificarse, permaneciendo abiertas durante años si no se realiza un correcto tratamiento, en estos casos no es infrecuente la malignización de la ulcera.

Lucq es un centro privado dedicado al diagnóstico y tratamiento de todo tipo de úlceras, tanto venosas como arteriales. Por ello, contamos con las más modernas infraestructuras y aparatología  médica  disponible en el mercado.

Tipos de úlceras vasculares

  • Úlceras venosas. Las úlceras venosas representan el 85% del total de las úlceras vasculares. Se definen como una pérdida de sustancia dermoepidérmica, que no cicatriza y suele reaparecer. Aparecen con más frecuencia en mujeres, especialmente a partir de los 65 años, y su principal síntoma es un dolor moderado que mejora al elevar la pierna.
  • Úlceras isquémicas, también conocidas como arteriales. Son aquellas que tienen su origen en una deficiencia de aporte sanguíneo y que habitualmente aparecen en el pie. Suelen ser muy sensibles a las infecciones a pesar de su pequeño tamaño, afectando especialmente a varones mayores de 50 años.

Tratamiento de las úlceras vasculares

Para determinar el tratamiento más adecuado para tus úlceras vasculares, debemos realizar un correcto diagnóstico con anterioridad. Así sabremos de qué tipo de úlcera se trata y cuál es el grado en el que se sitúa.

Este diagnóstico lo realizará un médico vascular, especializado en el campo de esta patología, con el fin de poner en marcha un protocolo de curas para alcanzar la total cicatrización de la herida abierta. La confianza de nuestros pacientes nos avala.

No dudes en contactar con nosotros a través del 954 22 35 36 para más información. Estaremos encantados de atenderte y poner solución a tu problema.