Cinco principios para mitigar las varices en época de embarazo

Las varices son el enemigo número uno de las mujeres, sobre todo en la etapa del embarazo. Durante el periodo de gestación aumenta la probabilidad de que aparezcan trastornos en la circulación sanguínea.

No obstante, existen unas medidas que se pueden aplicar de forma sencilla y que ayudarán a disminuir las molestas varices y retrasar la aparición de nuevas.

En Clínica Lucq compartimos con vosotros cinco consejos para mitigar las varices durante el embarazo:

mitigar-varices-embarazo-clinica-lucq-sevilla

1. Controla tu peso: No consiste en dejar de comer para evitar  coger peso, sino de mantener un estado saludable durante la etapa del embarazo. ¿Cómo? La fruta y la verdura te aportarán las vitaminas y los nutrientes necesarios para el correcto crecimiento de tu bebé.

2. Realiza deportes: Desde caminar 20 minutos al día a un ritmo aceptable, hasta practicar otros deportes como la natación o el yoga. Debes procurar mantenerte activar para propiciar una buena circulación sanguínea.

3. Mantén los pies en alto: La sangre ha de subir hasta el corazón y durante los meses de embarazo la cantidad de sangre aumenta entre un litro y un litro y medio, lo que significa un mayor esfuerzo y trabajo para el cuerpo de la mujer embarazada. Colocando las piernas en alto, el esfuerzo y la lucha contra la gravedad será menor.

4. Duerme del lado izquierdo: La vena cava inferior se encuentra en el lado derecho, durmiendo sobre el izquierdo conseguimos aliviar, en parte, la presión sobre ella y sobre las venas de los pies y de las piernas.

5. Evita las fuentes de calor: El calor favorece la dilatación venosa, y por tanto, debe evitarse la exposición al sol o a toda fuente que desprenda calor (depilación con cera caliente, caminar por suelos calientes, baños calientes, saunas, etc.)

Recordar que las varices siempre deben ser controladas por un especialista en angiología y cirugía vascular. En Clínica Lucq tenemos la solución.